¿Una aspirina diaria para prevenir el cáncer?

¿Una aspirina diaria para prevenir el cáncer?

Una pequeña dosis de aspirina al día puede prevenir y ayudar en el tratamiento del cáncer, sugieren tres nuevos estudios que fueron presentados en la publicación científica The Lancet. Pero algunos expertos también advierten que todavía no hay evidencias suficientes para recomendar la droga.

La investigación publicada en clic The Lancet bajo el titular «¿Estamos listos para recomendar la aspirina para la prevención del cáncer?» se suma a la creciente evidencia de los efectos anticancerígenos del medicamento, que ya es utilizado también en tratamientos del corazón.
Contenido relacionado

* Una aspirina al día, más riesgos que beneficios
* Estudian la manera en que la aspirina puede evitar propagación de cáncer
* Dos aspirinas diarias reducen incidencia de cáncer colorrectal

Pero algunos expertos señalan que los estudios no son concluyentes y agregan que la aspirina puede causar efectos secundarios peligrosos como hemorragias estomacales.
Más temprano que tarde

El profesor Peter Rothwell, de la universidad británica de Oxford, llevó a cabo la investigación más reciente junto con un grupo de colegas.

Ellos ya habían vinculado la aspirina con un riesgo más bajo de adquirir ciertos tipos de cáncer, en particular el cáncer del intestino.

Pero su anterior trabajo señala que las personas debían tomar aspirina por unos 10 años para que tuviera algún efecto protector.

Ahora, los mismos expertos creen que ese efecto puede ocurrir mucho antes, entre tres y cinco años, conclusión a la que llegaron luego de analizar la información de 51 ensayos clínicos que involucran a más de 77.000 pacientes.

La aspirina, de acuerdo con este informe, parece que no sólo reduce el riesgo de desarrollar varios tipos distintos de la enfermedad, sino que también puede detener el cáncer mientras éste intenta esparcirse por el cuerpo.

Los ensayos clínicos fueron diseñados originalmente para comparar la aspirina con la ausencia de tratamiento en la prevención de la cardiopatía.

Pero cuando el equipo de Rothwell examinó cómo muchos de los participantes de los ensayos desarrollaron y murieron por cáncer, descubrió que eso también estaba relacionado con el uso de aspirina.

clic Lea también: Estudian la manera en que la aspirina puede evitar la propagación del cáncer
Detener la propagación

Según la investigación, una pequeña dosis diaria de la medicina (entre 75 y 300 miligramos) pareció reducir en un cuarto el número total de casos de cáncer en un periodo de tres años.
La aspirina
aspirina

* La aspirina (ácido acetilsalicílico) ha sido utilizada por varios años como un analgésico. Tiene un poder antiinflamatorio.
*
* Se recomienda tomar dosis pequeñas (75mg) de aspirina a personas con problemas cardiovasculares para prevenir derrames e infartos.
* Todavía no está claro cuáles son los beneficios para las personas saludables.
* La aspirina puede causar hemorragias internas fatales, aunque esto es relativamente poco común.

Hubo nueve casos de cáncer por cada 1.000 personas que tomaron aspirina, comparado con 12 casos por cada 1.000 personas que tomaron un placebo.

También redujo el riesgo de una muerte por cáncer en 15% en cinco años (e incluso antes, si la dosis era mayor de 300 miligramos).

Y en los pacientes que continuaron consumiendo aspirina por más tiempo, su riesgo de muerte por cáncer se redujo aún más, en 37% después de cinco años.

Consumir aspirina en dosis pequeñas también pareció reducir la probabilidad de que algunos tipos de cáncer, en especial el intestinal, hicieran metástasis. En algunas instancias, la probabilidad se redujo en 50%.

En números absolutos y según estimaciones de los investigadores, esto podría significar que por cada cinco pacientes tratados con aspirina, se podría prevenir un cáncer metastásico.
Riesgos

Al mismo tiempo, la aspirina redujo el riesgo de ataques cardíacos y derrames cerebrales, pero también incrementó el riesgo de una hemorragia seria.
aspirina

La aspirina puede tener efectos secundarios.

Sin embargo, este riesgo elevado de sangrado sólo se vio en los primeros años de la terapia con aspirina y se redujo posteriormente.

Los críticos señalan que algunas de las dosis que fueron consumidas en el estudio fueron mucho más grandes que la típica dosis de 75 miligramos.

Así mismo, algunos estudios estadounidenses que analizaban los usos de la aspirina no fueron tomados en cuenta por el análisis.

Los investigadores aceptan ambas críticas en sus ensayos publicados.

Rothwell dice que para la mayoría de personas sanas, lo más importante que pueden hacer para reducir el riesgo de adquirir cáncer es dejar de fumar, hacer ejercicio y tener una dieta saludable.

Después de eso, la aspirina sí parece reducir más el riesgo. Lo reduce sólo un poco si no hay factores de riesgo, pero si hay un historial familiar de un cáncer colorrectal, por ejemplo, la balanza se inclina a favor de la aspirina.
Fuente BBC Salud



almeriasabor

Españasabor - Sabor y salud. Noticias. Informaíón ,alimentación, salud y belleza. Dieta Mediteránea. Recetas de cocina.

Deja una respuesta