Medicina regenerativa para recuperar la vista

Medicina regenerativa para recuperar la vista

Las células madre podrían regenerar la visión en humanos según una investigación que se publica en Cell Press en la que se demuestra que las células madre derivadas de humanos son capaces de generar de forma espontánea el tejido que se desarrolla en la parte del ojo que nos permite ver. Según los autores de este trabajo, el trasplante de este tejido podría, en el futuro, ayudar a los pacientes con discapacidad visual a ver con claridad.


Copa óptica generada a partir de las células madre. Imagen: Cell Press

«Este es un hito en el campo de la medicina regenerativa», subraya el autor principal del estudio Yoshiki Sasai del Centro RIKEN de Biología del Desarrollo (Japón). Nuestro enfoque, señala el investigador, «abre una nueva vía para el uso de tejidos complejos derivados de células madre humanas para el tratamiento de patologías, así como para otros estudios médicos relacionados con la patogénesis y el descubrimiento de fármacos».

Fotorreceptores

Durante el desarrollo humano, el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo o retina se forma a partir de una estructura conocida como copa óptica. En este ensayo, esta estructura surgió de forma espontánea a partir de células madre embrionarias humanas -células derivadas de embriones humanos que son capaces de convertirse en una gran variedad de tejidos- gracias a los métodos de cultivo de células optimizadas por Sasai y su equipo.

Los investigadores vieron que las células madre embrionarias humanas derivadas formaban correctamente la estructura en 3D y las dos capas de la copa óptica, incluyendo una capa que contiene un gran número de células que responden luz, los llamados fotorreceptores. Así, debido a la degeneración retiniana se desencadena principalmente por el daño a estas células, el tejido derivado de dichas células madre podría ser material ideal para el trasplante.

Más allá de las implicaciones clínicas, el estudio probablemente acelerará la adquisición de conocimientos en el campo de la biología del desarrollo. Por ejemplo, la copa óptica derivada de las células madre embrionarias humanas es mucho más grande que la copa óptica que Sasai y sus colaboradores había obtenido con anterioridad a partir de células madre embrionarias de ratón, lo que sugiere que estas células contienen instrucciones innatas propias de cada especie para la construcción de esta estructura ocular. «Este estudio abre la puerta a la comprensión humana y a los aspectos específicos de desarrollo de los ojos que los investigadores no han sido capaces de investigar antes», concluye Sasai.

Fuente: ABC



almeriasabor

Españasabor - Sabor y salud. Noticias. Informaíón ,alimentación, salud y belleza. Dieta Mediteránea. Recetas de cocina.

Deja una respuesta