Un test sanguíneo detecta cánceres de próstata agresivos

Un test sanguíneo detecta cánceres de próstata agresivos

Científicos españoles y británicos han diseñado un test sanguíneo que halla con precisión cánceres de próstata agresivos a partir de células de la sangre. Estas pruebas son pioneras al evaluar el patrón de actividad génica en células sanguíneas provocado por tumores localizados en regiones distantes del organismo.


Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), junto a colegas británicos del Institute for Cancer Research (ICR) y The Royal Marsden NHS Foundation Trust, han diseñado un test que estudia patrones genéticos en células sanguíneas para detectar cáncer de próstata avanzado.

Según el estudio, que se publica hoy en la revista The Lancet Oncology, los patrones genéticos de las células de la sangre actúan como códigos de barras y se podrían utilizar de forma conjunta con el actual test del antígeno prostático específico (PSA) para seleccionar aquellos pacientes con peor pronóstico y que necesitan un tratamiento inmediato.

Canceres de prostata agresivos. Imagen: Wikipedia

Este trabajo, dirigido por David Olmos, del CNIO, y Johann de Bono, del ICR y The Royal Marsden, demuestra que las señales que el cáncer de próstata impregna en la sangre pueden servir para conocer mejor esta enfermedad. De hecho, la investigación consiste en la lectura de los cambios genéticos en la sangre del paciente.

Estas variaciones pueden usarse como códigos de barras para identificar un posible cáncer agresivo. A partir de estos resultados, los médicos podrían ajustar los tratamientos al perfil concreto de cada uno de los pacientes.

Para la realización del estudio, los científicos escanearon todos los genes de 100 pacientes con cáncer de próstata a partir de sus muestras de sangre: 69 pacientes con cáncer de próstata avanzado y 31 pacientes con un tumor localizado de muy bajo riesgo.

El cáncer de próstata representa la tercera causa de muerte por cáncer entre los varones españoles, con cerca de 6.000 defunciones al año. La enfermedad avanzada es muy heterogénea en su sintomatología y evolución, lo que pone de manifiesto la necesidad de desarrollar pruebas fiables que diferencien los distintos tipos de pacientes.

Diferencias notables en la supervivencia

Mediante el uso de modelos estadísticos, los investigadores repartieron a los pacientes en cuatro grupos, que reflejaban patrones de actividad genética diferentes –lo que antes se ha comparado con un código de barras–. Después de aproximadamente dos años y medio de seguimiento, los autores observaron que uno de estos grupos de pacientes presentaba una supervivencia mucho menor.

Este grupo presentaba un código de barras resumido por alteraciones en la actividad de nueve genes y la alteración de diferentes funciones del sistema inmunológico –lo que apunta a que las células cancerosas desencadenan una respuesta inmunitaria anómala a medida que se expanden en el organismo–.

Los autores confirmaron estos resultados en 70 pacientes más procedentes del Memorial Sloan Kettering Cancer Centre (Nueva York, EEUU) que también presentaban cáncer de próstata avanzado. Estos resultados demuestran que este código de barras de nueve genes puede ser útil y preciso en la identificación de aquellos pacientes con peor pronóstico.

“La prueba que hemos desarrollado es más sencilla y potencialmente más precisa que muchas otras pruebas disponibles en la actualidad o que la realización de una nueva biopsia”, defienden los investigadores.

En el futuro, los autores planean evaluar este nuevo test en un ensayo clínico a gran escala que analizará la eficacia de un nuevo fármaco para tratar el cáncer de próstata. Otros estudios, liderados por investigadores del CNIO, analizarán también la utilidad de estas pruebas sanguíneas en pacientes con estadíos tempranos de la enfermedad.

Fuente: CNIO


almeriasabor

Españasabor - Sabor y salud. Noticias. Informaíón ,alimentación, salud y belleza. Dieta Mediteránea. Recetas de cocina.

Deja una respuesta